Amor que resucita - Noticia real e impactante !!














Una mujer continuó acunando a su bebé después de que los médicos le pidiesen que le diese "el último adiós". La madre australiana ha declarado cómo, acariciando a su hijo, consiguió traerlo de nuevo a la vida, según ha publicado el diario Daily Mail.

Los médicos no le daban ninguna posibilidad de sobrevivir al pequeño Jaime Ogg, después de haber nacido tras sólo 27 semanas de gestación, con un peso de apenas 900 gramos.
La hermana melliza, Emily, había conseguido sobrevivir al parto, pero tras más de 20 minutos luchando para que Jaime respirara sin éxito, los médicos le dieron por fallecido.

Los médicos se la entregaron a sus padres, Kate y David, para que pudiesen despedirse de él y llorar su muerte. Pero tras dos horas en el regazo de su madre, hablando al pequeño, acariciándola y abrazándola, milagrosamente el bebé empezó a mostrar signos de vida. A continuación, después de haber recibido leche materna de su madre, la pequeña comenzó a respirar con regularidad.

Kate, que dio a luz en marzo, ha hablado de lo vitales que pueden ser los ciudados "piel-con-piel" para un bebé enfermo, o 'kangaroo touch', como es conocida en Australia.
Normalmente, los bebés prematuros son enviados a cuidados intensivos y sólo le deveulven a su hijo cuando creen que no va a sobrevivir.

"El doctor me preguntó después del nacimiento si habíamos elegido un nombre para nuestro hijo. Le dije: Jamie. Y se dio la vuelta con mi hija, ya envuelta, y nos dijo: 'Hemos perdido a Jamie, lo siento'. Fue la peor sensación que he sentido en toda mi vida. Desenvolví a Jaime de su mantita. Estaba tan inerte... sus bracitos y piernas se caían hacia abajo" relataba la madre.

"Me retiré la bata de hospital y le hice un hueco entre mi pecho y mi brazo. No se movía en absoluto y comenzamos a hablarle. Le dijimos cuál era su nombre y que tenía una hermanita. Le dijimos las cosas que hubiésemos querido hacer con él durante toda su vida. De vez en cuando se movía como si le faltase el aire, pero los médicos dijeron que sólo eran actos reflejos", ha contado Kate.

Y añade: "Después de tan sólo cinco minutos sentí que se movía como si estuviese asustado, y entonces empezó a jadear más y más regularmente. Yo pensé: ¡Oh, Dios mío! ¿qué está pasando? Poco tiempo después abrió los ojos. Fue un milagro.
Le dije a mi madre, que estaba allí, que todavía estaba vivo. Luego tendió la mano y me agarró el dedo. Abrió los ojos y movió su cabeza de lado a lado"

Kate afirma que trató de darle la noticia al médico, insistiendo en que Jaime estaba mostrando señales de vida. Pero éste le mandó a una matrona que le explicó que sólo serían actos reflejos del pequeño, y que era imposible que aún estuviese vivo.

Entonces Kate le dio un poco de leche materna a Jamie en su dedo, la tomó y comenzó a respirar regularmente. "En ese momento el médico regresó. Se puso un estetoscopio, escuchó el pecho de Jamie y siguió moviendo la cabeza. Dijo: 'No me lo creo, no puedo creerlo'".

David afirma que "por suerte, tengo una mujer muy fuerte e inteligente. Instintivamente, hizo lo que hizo. Si ella no hubiera hecho eso, entonces probablemente Jamie no estaría vivo".
El médico que intervino en el parto de Jamie se ha negado a ser entrevistado.


Fuente:
http://noticias.terra.es/2010/sucesos/0826/actualidad/una-madre-consigue-salvar-vida-de-su-hijo-prematuro-con-caricias.aspx
Más información »

Inception - Es posible meterse en sueños ajenos?

Inception (traducida al castellano como “El Origen”) es una nueva película de ciencia ficción que plantea la posibilidad de modificar y controlar los sueños propios y ajenos.

El sueño es un aspecto mental de nuestra conciencia que aún esconde misterios sin resolver para la ciencia. Ya sea para la psicología como para la neurología, siguen existiendo muchas preguntas sin respuestas relativas al sueño. ¿Qué hay de posible o cierto en las sugerencias ficticias de Inception?

1- ¿Es posible acceder a los sueños de otra persona?

En la película, sin entrar en detalles que arruinen la trama al espectador, los infiltradores de sueños usan una droga que llaman Somnacin y una máquina especial para recrear el escenario de alguien que está soñando.

Los infiltradores deben dormirse conectados a esta máquina ficticia que llaman Máquina Automática Portátil Intravenosa Somnacin (PASIV) para luego poder acceder a los sueños ajenos.

Salvando las diferencias, existe en la realidad un aparato que efectivamente puede obtener lecturas mentales de un soñador. A través de un lector funcional MRI (functional Magnetic Resonance Imaging) se pueden obtener índices de la actividad cerebral de un sujeto que sueña, y luego un software recrea imágenes de lo que el soñador puede estar soñando.

Este tipo de experimentos se llevó a cabo en Kyoto (Japón), en el ATR Computational Neuroscience Laboratories, y también algo similar se hizo unos años antes en la Universidad de California, Berkeley.

Los investigadores incluso aseguran que este escáner MRI tiene el potencial de eventualmente “grabar” los sueños de alguien, sin la necesidad de compartirlos.

Por otro lado, la utilización de drogas como la empleada en Inception, la Somnacin, no es existe en la realidad. Sin embargo existen medicamentos que pueden alterar drásticamente el sueño o provocar trastornos mientras se duerme.

2- ¿Se pueden controlar los sueños?

En Inception, los expertos oníricos son especialistas en la habilidad de controlar los sueños. En la realidad, la mejor forma de tomar control del sueño propio es hacerse una simple pregunta: “¿estoy soñando?”.

Existen muchos tipos de soñadores, los hay que olvidan absolutamente todo al despertar, los que recuerdan partes del sueño algunos días particulares, o los que son incluso capaces de tomar conciencia mientras duermen de que están soñando.

Existen estudios de que, por ejemplo, los jóvenes que pasan largo tiempo jugando a los videojuegos tienen una mayor habilidad para advertir que están soñando. Y no es difícil imaginarlo, durante el juego los jugadores tienen en claro todo el tiempo que están desarrollando una actividad virtual en la vida real, algo parecido a lo que sucede mientras soñamos.

Una vez que adquirimos conciencia de que es un sueño, controlarlo se vuelve más fácil, y se abren nuevas posibilidades para imponer nuestras voluntades conscientes en un mundo onírico irreal.

3- ¿Cuál es la función de los sueños?

Esta es una de las grandes incógnitas que la ciencia se pregunta. Mientras Freud aseguraba que los sueños expresaban nuestros deseos reprimidos, las investigaciones modernas comprobaron que el sueño tiene la importante capacidad de ayudar a guardar la información aprendida durante el día, y ordenar el proceso de memorización. Nos ayuda a aprender, la capacidad que define la inteligencia.

Los sueños no ocurren siempre que dormimos, sino que se manifiestan mentalmente durante las etapas específicas de REM y no-REM. En los momentos del REM, los sueños se parecen más a un cuento, son más bien narrativos, con emoción y agresión. En los episodios de no-REM se registran sueños que evocan interacciones sociales más amigables. Ciertos estudios indican que las personas con más depresión tienden a experimentar más instantes de REM.

4- ¿Cómo transcurre el tiempo durante los sueños?

En Inception, los sueños transcurren mucho más lentamente que las acciones en el tiempo real. 5 minutos de la vida real equivalen a una hora de tiempo onírico. También si se está soñando dentro de un sueño, 5 minutos del sueño primario equivalen a una semana del sueño secundario, y así sucesivamente.

Este es un detalle muy inteligente de la película, ya que existen algunas evidencias de que el tiempo subjetivo mientras soñamos se percibe “comprimido”. Es decir, mientras soñamos durante 30 minutos podemos estar imaginando una historia que abarca lo que nos parecen horas de acción.

Una interesante pregunta para hacerse a partir de este fenómeno es qué pasa con nuestro cerebro cuando la percepción del tiempo cambia y se hace más lenta. De hecho, cabe pensar si la ilusión del tiempo no es más que una creación del cerebro mismo, cuando soñamos, pero también cuando estamos despiertos.
Más información »
 

Copyright © 2010 • Demitificando la Realidad • Design by Dzignine